miércoles, 3 de diciembre de 2008

Carlos Mesa Gisbert el ingenuo llok’alla de la oligarquía oriental


Es inaudito el desparpajo y desfachatez con el que Carlos Mesa Gisbert reaparece en procesión mediática por diversos medios de comunicación, principalmente los medios oligarcas de la televisión y algunos otros más, que le brindan toda la cobertura televisiva para que éste pueda despachurrar sus lamentos de otrora y sus aspiraciones políticas actuales. Este individuo al parecer no se ha enterado que ya es parte del pasado, o sea, dicho de otra forma, ya es historia, lamentablemente la historia nefasta del neoliberalismo y la mafiocracia en su decadencia.

Carlos Mesa desde un principio de su vida política solo fue un vulgar llok’allita (pelado, chamaco, chamo, chavo, chilpayate, chango, pibe, gañan, rapaz, mozo, etc.) o estafeta de la oligarquía neoliberal de la derecha, en ese entonces liderado a la cabeza de Gonzalo Sanchez de Lozada y el MNR, ya que para lanzarse a la arena política, estúpidamente se lanzó poco menos que k’alancho (desnudo), sin siquiera tener a un perro que le ladre, y se entregó regalado al puterío de la derecha movimientista, fue tan tonta y estúpida su incursión a la política que ni siquiera tuvo una agrupación política u organización ciudadana propia que lo respalde y lo represente.

La indecisión e ingenuidad acompañado de su total cobardía a la hora de tomar decisiones rápidas y precisas, su falta de tino, valor y coraje, pero por sobre todo, su ausencia total de carácter y liderazgo, le permitieron ser dentro de la coalición gobernante del MNR, ADN, MIR, NFR, etc., poco menos que un anodino y simple pobre tonto e inútil paria, sin derecho a voz ni voto en absolutamente nada. Su participación e imagen como vicepresidente de la república dentro de ese régimen de gobierno movimientista, fue poco menos que similar al de la esposa desengañada, humillada y relegada a tolerar calladamente las reprimendas y la infidelidad del padrote, que se traía hasta a mujerzuelas a su propia casa y se acostaba con ellas en la misma cama nupcial, mientras la consorte se hallaba lloriqueando y reprimiéndose, haciendo el aseo de los trastes y quehaceres domésticos en la cocina, para seguir manteniendo bien comido al padrote esposo infiel.

Su papel como vicepresidente de la república fue lamentable, un pobretón y tonto inútil que había servido solo de un magro peldaño para que el MNR se beneficiara vendiendo su imagen pública, y pudiera conseguir votos a sus costas para ascender al poder, para que después Carlos Mesa terminara ocupándose solo del "aseo y del buen estado" del edificio de la vicepresidencia, Lo pusieron allí solo para tenerlo ocupado en "algo". Lamentable por donde se quiera ver.

Tiempo después ante los graves conflictos desencadenados en el país, en lugar de apoyar al régimen del cual había sido parte, mas bien, flagrantemente los traicionó, Vale decir , traicionó al padrote neoliberal, argumentando lacónicamente “que no podía ser parte de un régimen criminal que estaba matando a los pobres", luego de lo cual, terminó aislándose del gobierno movimientista, que en resumidas cuentas para acortar los hechos de la historia, terminó haciéndose él con el poder del gobierno nacional, ante la huida desesperada del genocida Gonzalo Sanchez de Lozada y sus principales secuaces (Carlos Sánchez Berzaín y otros más).

No olvidar que las elites de la oligarquía logiera regional cruceña y sus sectores de poder, fueron los que apoyaron a cada instante de este nefasto y fatídico episodio de la historia al gobierno neoliberal de Gonzalo Sánchez de Lozada, Lo hicieron hasta el último momento con sendas manifestaciones, concentraciones y marchas de protesta, mientras en el occidente del país el ejercito mataba al pueblo en la ciudad de El Alto y sus aledaños. La oligarquía logiera burguesa le pedía e imploraba a Gonzalo Sanchez de Lozada que se hiciera cargo del gobierno nacional, pero gobernando desde la ciudad de Santa Cruz.

Los sectores del Comité “cívico” cruceño y sus camaradas de mafia del empresariado de la CAINCO, comenzaron a hilvanar lo que posteriormente se conoció como la palabra “autonomía”, pero ellos ya desde ese instante en realidad buscaban abiertamente la secesión de Santa Cruz y el oriente boliviano, para precautelar sus privilegios e intereses de casta oligarca burgués. Así comenzaron a rearticular y manejar todo el afán conspirativo comunicacional del régimen oligarca, con toda su artillería mediática (radio, TV y prensa), y también rearticularon a los viejos grupos sediciosos y subversivos de choque, que eran los maleantes de la unión juventudes cruceñistas (que había estado escondida en el anonimato desde los tiempos de la UDP), dependientes directos del comité cívico cruceño.

Carlos Mesa una vez después de llegado al poder de gobierno nacional, se dio cuenta que estaba absolutamente solo, huérfano e indefenso en el plano político, ya que todo el aparato político y maquinaria neoliberal oligarca estaba totalmente intacta en todos los demás poderes de la república, añadidos a todo esto los afanes sediciosos y separatistas de los poderosos barones del oriente (logias masonas de la oligarquía).

Viéndose k’alancho (desnudo) ante la presencia de esos perros rabiosos y hambrientos, quienes además estaban furiosos por lo que Carlos Mesa había hecho con su patrón, Sánchez de Lozada, se dispuso timoratamente a gobernar el país. En ese trance y únicamente coyunturalmente la población de La Paz, El Alto y otras del occidente del país, se dispusieron a apoyarle, mas que todo, por haberse "rebelado valientemente" a su padrote Gonzalo Sanchez de Lozada, al cual estaba regalado como puto político durante la coalición gobernante. En el oriente los poderosos de la oligarquía veían como un peligro que sus sectores que siempre habían mamado de la plata del Estado, ya no tuvieran como compinche de mafia neoliberal a Sánchez de Lozada defendiéndoles sus privilegios e intereses, y por lo tanto, desde ese instante se propusieron reavivar los rencores regionales y alentar el separatismo, secesión, autonomía, independentismo, etc. Y todas las demás burradas (cabildos, concentraciones, etc.).

Desde un principio Carlos Mesa en su triste y lacónico mandato fue manejado como una marioneta, que solo apelaba a la piedad de los coyunturales opositores. Estaba él solo contra el mundo. Patéticamente se le veía constantemente como perro regañado por todos, con el rabo entre las piernas, reprimiéndose una y otra vez con qué hacer en adelante para lograr satisfacer a todos. Mansamente toleraba el ser gritoneado y agredido por los súbditos y secuaces de los círculos de poder oriental, politiqueros del parlamento, etc. Ni que decir de los medios oligarcas de la burguesía logiera oriental en sus canales regionales del oriente, Unitel, red UNO, Gigavisión, Megavisión, Bolivisión, Activa TV, etc. Quienes sencillamente lo defenestraban y agredían a diario con palabras soeces e insultos baratos, no lo rebajaban de “cholo cobarde”, “cholo alzado”, “kolla de mierda”, “el kolla del centralismo”, “el kolla de la Bolivia inviable”, “El cholo ambiguo de doble discurso”, etc., etc. Cuando llegaba a Santa Cruz era gritoneado casi en la cara por los esbirros de los grupos de poder, entremezclada con toda la chusma del populacho, que al unísono rebuznaba con la nueva palabra “autonomía” (sin saber siquiera lo que era ello), que la burguesía logiera oriental había maquinado para alentar el separatismo y la secesión del oriente boliviano.

Era ridículo pero los medios oligarcas difundían reiteradamente un tema musical caribeño denominado “Mesa que mas aplaude le mando le mando le mando a la niña....” donde lo enfocaban a Carlos Mesa en situaciones poco afortunadas (bostezando, pensando, mirando a ninguna parte, etc.) y lo mostraban como un bobalicón o pelele ante la población nacional, lo ridiculizaban y caricaturizaban en una forma totalmente lamentable, despectiva y abusiva.

Siendo manipulado y manejado como un pobre y miserable títere o fantoche por la oligarquía cruceña y por los astutos politiqueros neoliberales del parlamento, avaló y dictaminó cambios trascendentales en la Constitución Política Del Estado, para que se fragmentara las competencias del poder ejecutivo y se designara a los prefectos de los departamentos por voto popular, hizo una miserable y simple enmienda constitucional, cuando el pedido del pueblo boliviano era que se redactase una nueva Constitución Política Del Estado Boliviano. Creyó estúpida y mansamente que con ello contentaría a la oposición y a los grupos de poder regional del oriente, para que así lo dejaran gobernar hasta el fin de su triste, patético y lacónico mandato, Mas los grupos de poder de la oligarquía logiera regional cruceña, ya en ese entonces estaban como perros rabiosos totalmente enfrascados en un afán netamente sedicioso para impulsar y alentar una independencia regional del oriente y lo ladraban abiertamente por todos sus medios oligarcas.

Fue patético y lamentable, pero su reiterada falta de hidalguía e indecisión en momentos cruciales para los destinos del país, es que lo llevaron a renunciar "irrevocablemente" a la primera magistratura del país, y luego desdecirse de ello, para al final de cuentas, tiempo después, volver a hacer lo propio, hasta que finalmente no le quedó otra alternativa más que dejar el poder, entregándolo en manos del congreso nacional.

En síntesis Carlos Mesa en todo este tiempo que se dedicó a hacer "política" solo fue un soberano pelele, un reverendo inepto e ingenuo, que creyó que hacer política es una taza de leche, o quizás creyó que manejar el país es pasárselas lloriqueando a cada rato, por todo y por nada, como mujer menopausica desengañada, esperando que las cosas se solucionen en el país por si solas, por milagro, por osmosis o catarsis. Carlos Mesa no tiene para nada la pasta ni las características propias que debe tener un político o líder, y mucho menos aún un gobernante.

No hay punto de comparación entre lo que era Carlos Mesa en su rol de comunicador mediático frente a cámaras, con lo de sujeto político, donde desde mi óptica en todo y desde el principio fue un rotundo fracasado.

Como dije antes es lamentable que Carlos Mesa haya sido tentado y convencido para ser usado nuevamente como un puto político coyuntural, por los barones de la oligarquía cruceña más radical, para presentarse como una "nueva" alternativa en el afán conspirativo de la burguesía, que ahora busca desesperadamente atomizar y segmentar las preferencias políticas electorales del pueblo, con el fin de conseguir buenos réditos electorales, que conduzcan a "destrozar" al partido y régimen del indio Evo Morales. La oligarquía logiera de la burguesía cruceña, sabe que es imposible que ellos puedan hacerse con el poder político del gobierno nacional, su premisa no es ganar el poder, ni van a ir en busca de ello, ellos ahora están afanosamente enfrascados en segmentar y atomizar el poder del régimen de Evo Morales, su nueva consigna es "divide y vencerás", Ayudados de fantoches que pueden ser ex gobernantes, empresarios corruptos, empresarios ladrones, ex sindicalistas, indianistas, autonomistas, separatistas, paramilitares, secesionistas, independentistas, neoliberales, transnacionales, curas, etc. Quieren auspiciar y conformar diferentes frentes políticos o agrupaciones ciudadanas para fragmentar la preferencia electoral, y con ello, la votación nacional, para ellos poder reinar desde el parlamento nacional, Al final todos estos coyunturales politiqueros de pacotilla que están siendo engatusados por la oligarquía neoliberal para ir como los caballos de batalla, van a ser convertidos en fiambre político por la oligarquía logiera del oriente, después de dados los comicios de diciembre de 2009, Los usas y luego los desechas, eso es lo que están haciendo estas elites logieras oligarcas de la derecha nacional.

4 comentarios:

David Ruiz dijo...

He visto a Carlos de Mesa en el programa de Jhon Arandia y en el programa de Andres Rojas, contar y relatar su pat{etica y triste aventura política, y de verdad es un total descarado por las cosas que dice, se cree el corderito inocente de la película, al que todos vapulearon y arrinconaron, al que no le quedaba más por hacer. Una total vergüenza. Quien le dijo que se meta a la política para ser solo un mandilón, nadie le forzó para hacer eso, lo que pasa es que ahora Carlos Mesa quiere lavar su triste imagen para hacer ver como que el no tenia nada que ver en el despelote del MNR, y termina luego achacándoles la culpa a todos los demás por las burreras que le obligaron a hacer durante su gobierno. Carlos Mesa es un pongo lame culo del neoliberalismo, lo mismo que Victor Hugo Cardenas que es otro al que se lo ha visto también por diferentes medios decir sus rebuznos indianistas colonizados. Cuando este imbecil era poco menos que solo un reverendo inútil durante el primer gobierno de Sanchez de Lozada. y el MNR. Yo creo que la oligarquía burguesa neoliberal, con todos sus medios, con toda su plata, con todo su poder, con toda su corrupción y porquería ya ha fracasado de ante mano, aún así lo pongan de candidato político a su “carde mal” Julio Te Rrascas (las pelotas).

TUPAC dijo...

CARLOS MESA; VH CARDENAS, se desentienden de gobiernos nefastos para Bolivia, gobiernos que vendieron nuestras entrañas. Goni como cabeza, como uno de los ladrones mas grandes de la historia de Bolivia, como uno de los asesinos mas brutales de Bolvia, no le temblo la mano para ordenar fuego contra indigenas.
Pero esta "mafiocracia" robaba tanto, que el beneficiario no solo era Goni, No le alcanzo sus bolsillos, habia tanto que robar, en toda Bolivia, que otros lobos hambrientos de entrañas, le ladraban para que les de su pedazo, sino "que se atenga a las consecuencias" ni corto ni peresozo, les dio tierras y todo lo que pudieran explotar del oriente, estos se amanzaron y lamieron la mano de su proveedor de riquezas. Acallaron sus medios de comunicación, y Felices todos a robar bolivia, pero la ambición era tanta que decidieron, mercantilizar los servicios básicos, el agua en cbba llego a tarifas que sobrepasaban costos de paises en desarrollo. Pero entre tanta fechoria meterle al pueblo hambriento impuesto al sueldo!!!
Bajo la mirada cómplice de estos MALEANTEs de vh cardenas y mesa quisbert, quienes fueron la escalera por la que se subio y monto goni, claro no fue gratis, habia tanto que robar, que estos recibieron sendos réditos.
No por nada la esposa de vh cardenas, (desclazada) llama cholas a sus similares y las trata con desprecio. Ahora, habiendo robado tanto, acechan de nuevo a la presa, y piensan servirse de nuevo de sus entrañas, bajo la tuición de chacales racistas del oriente.
MUERTE A MESA el vicemafioso de goni, MUERTE A cardenas el desclazado viceratero, viva el pueblo, viva bolivia.. carajo

Orlando Flores dijo...

Hay muchos individuos que se están prestando disimuladamente a ser las marionetas y están siendo comprados por los sectores de la oligarquía burguesa de la ultra derecha más radical (Comité Cívico Cruceño, NAZIón CAMBA, Prefectura cruceña, Ruben Costas, Branco Marinkovic, Mafias logieras y masonas, federación de fraternidades, CEPB, CAINCO, FEGASACRUZ, CAO, CADEX, COTAS, SAGUAPAC, CRE, Prefecturas opositoras, etc.) para ser enlistados como posibles candidatos “a lo que sea”, con el fin de mermarle votación nacional al régimen del indio Morales, a esta maquiavélica intención se están regalando prostituyéndose con la derecha, diferentes grupos y sátrapas que tienen angurria de poder (Rufo Calle, Felipe Quispe, Victor Hugo Cardenas, René Joaquino, Carlos Mesa, Marcial Fabricano, Alejo Veliz, Chunca Gutierrez, Los gallos Paz Zamora, Samuel Doria Medina, Papelucho Paredes, Manfred Reyes Villa, Cardenal Terrazas, etc., etc.).

Anónimo dijo...

Muchos vimos como sus secuases se encargaron de derrochar una parte del dinero de la reforma educativa, cuyos resultados son evidentes, mesa sigue siendo el mismo ser racista y cobarde e hipocrita, valiente y prepotente para los deviles y humilde y servil para sus amigotes como eltal goni o los banqueros parol cuales se alquilaba.