martes, 21 de octubre de 2008

Camila Flores, Un merecido homenaje para una grande del mundo infantojuvenil y de la televisión nacional.


Camila Flores, Tributo para una grande del mundo infantojuvenil y de la televisión nacional

Dentro de la historia de la Tv nacional ha habido muy buenos(as) conductores(as) y/o animadores(as) que con su gran talento, simpatía y performance mediático en las pantallas, han marcado huella en nuestras memorias y ocupan un lugar de privilegio en nuestros corazones.

El caso al que me voy a referir particularmente hoy, es al de Camila Flores, una joven realmente bella y talentosa, que en el ambiente mediático de las pantallas, empezó muy temprano cuando era aún una pequeña niña, lo hizo apareciendo en programas del formato y corte infantojuvenil.

Camila desde muy pequeña siempre tuvo un dominio único para plantarse en el escenario artístico, ya sea en el plató de un set televisivo frente a las cámaras o sobre las tablas de un teatro, lo hacía con mucha soltura, desplante y gracia, pero su talento iba más allá, porque además podía expresarse casi naturalmente con el lenguaje histriónico, corporal y expresivo de la imagen, proyectando mucha naturalidad, ternura y simpatía. Tenía muy buena capacidad de expresión gestual y comunicación, hacía buen uso del lenguaje hablado, casi siempre se la veía actuar y expresarse con muchísima solvencia, naturalidad, soltura y destreza innata. Su donaire era exquisito para cautivar a toda la teleaudiencia infantojuvenil del país.

Empezó el año 2001 en el programa Chispitas que se difundía por la nueva red de entonces, UNITEL, El programa Chispitas estaba conducido por Fabiola Landivar, Angélica Mérida y el muñeco Chispitas, acompañados de un elenco de niñas y niños, Una de estas niñas justamente era Camila Flores, quien junto a Oriana Arredondo, Cecilia, Natalia, etc. hacían las delicias de la teleaudiencia infantil ofreciendo sano y divertido entretenimiento. Camila y las otras niñas rápidamente se catapultaron como figuras indiscutibles del programa Chispitas y de la televisión en el formato infantil, pero fue Camila una de las niñas que nítidamente más se destacaba de todo el elenco, por su enorme talento con el dominio escénico y el interactuar con las cámaras, así como también, en la participación de los juegos, concursos, bailes, etc.
.
Al poco tiempo era totalmente evidente que las niñas del elenco habían desplazado en importancia a las mismas conductoras del espacio de Chispitas, por lo que a comienzos del año 2002 terminó definitivamente su ciclo en la red UNITEL, para dar paso al nuevo espacio infantojuvenil denominado Unitoons, el cual fue conducido por todo el elenco de lo que había sido el anterior programa Chispitas.

Unitoons fue uno de los mejores programas en el formato infantojuvenil, y rápidamente su productora Jacky Jiménez (con la gran experiencia que tenía ésta, en el ámbito de programas del formato infantil), lo posicionó como uno de los mejores y el preferido de toda la teleaudiencia infantojuvenil del país. Sus conductoras Camila Flores, Cecilia Aramburo, Oriana Arredondo y Natalia López, velozmente lograron convertirse en las nuevas estrellas y figuras infantojuveniles más populares del país.

Camila Flores nítidamente fue uno de los pilares fundamentales del éxito del programa Unitoons y de la red Unitel, porque desbordaba un enorme potencial y talento en su performance como animadora del programa. Ella misma consiguió muchísima popularidad dentro y fuera del país, y fue una de las principales estrellas indiscutibles del espacio de Unitoons, participando en la conducción del programa, realizando notas en exteriores, haciendo los bailes coreográficos, cantando, participando en los sketchs, haciendo viajes al interior y exterior del país, participando en los eventos, etc.

El programa cambió de productora y se hizo cargo del espacio Roxana Jiménez (hermana de Jacky), y poco a poco tomó otras características diferentes a las que tuvo originalmente con Jacky Jiménez, La prolijidad del concepto mismo del espacio, tuvo un cierto bajón en cuanto a la calidad y contenido con relación a lo que se ofrecía con Jacky Jiménez.
.
Paulatinamente se fueron dando algunos cambios, con el alejamiento de algunos de los pilares fundamentales del programa y la incorporación de otros nuevos talentos.

Unitoons terminó su ciclo por UNITEL en mayo del año 2005, y en septiembre de ese mismo año, se lanzó por la red ATB (solo para Santa Cruz) el nuevo programa Comando Kids. Allí Camila Flores participó solo una corta temporada que finalizó a mediados del año 2006 cuando el programa se difundía ya a nivel nacional.


Lo cierto es que en la actualidad Camila Flores es una de las más grandes ausentes de la televisión nacional, los motivos que la alejaron de la televisión tan abruptamente pueden ser validos o no, no lo sé, y no sé si dependan en definitiva de los medios de televisión o de ella misma, Sin embargo, también vale la pena recalcar que por encima de cualquier otra cosa, ella posee un enorme talento indiscutible que debiera ser valorado y tomado en cuenta, Los diferentes medios de comunicación del país (ya sean públicos o privados), también deberían de entenderlo así, ya que debieran apoyar siempre primero el talento de nuestra propia gente, para aportar a mejorar la magra y paupérrima propuesta de lo que hoy por hoy se ofrece como oferta mediática nacional (con tanto mediático foráneo mediocre) a la teleaudiencia de todo el país.

Creo que todos los seres humanos cuando somos jóvenes, de una u otra forma somos vulnerables y falibles, podemos equivocarnos por nuestra inmadurez, muchos hemos cometido errores, pequeños, grandes, extragrandes y quizás hasta otros irremediables que marcan nuestras existencias, Nadie nace sabiendo en esta vida, todos cometemos errores, Muchos los cometemos aún siendo maduros y hasta viejos, lo unico que queda por hacer es aceptar nuestros errores y estar en paz con uno mismo, debemos acostumbrarnos a convivir con ellos y procurar superarlos, enmendarlos o resarcirlos, para nunca más volver a cometerlos. Quizás una forma de superarlos y resarcirlos, sea ayudando y orientando a otra gente joven y llevando una vida sana, digna, de arduo trabajo y sacrificio, de servicio y entrega a los demás. Una forma de servicio a los demás, es hacer bien nuestro trabajo, el que sea, que nos guste, satisfaga y llene hacer, pero hacerlo todo lo mejor posible que podamos. Ningún error que cometimos o cometemos (por más grande que sea), puede ser perversamente magnificado por nadie (mucho menos por uno mismo), ni menos aún puede ser tomado (por uno mismo) como un obstáculo o factor determinante para coartarnos el derecho de aspirar a conseguir alcanzar nuestras metas o poder libremente desarrollar nuestras potencialidades y talentos en el trabajo que nos gusta hacer.

Este pequeño espacio es un tributo que ha sido dedicado para agradecer, apoyar, reconocer y valorar el enorme trabajo y trayectoria de una de mis más favoritas animadoras de la TV nacional, Camila Flores, que espero muy pronto esté de regreso por las pantallas de la televisión nacional, con otros nuevos proyectos de amenidad familiar, diversión y entretenimiento.

Felicidades Camila, todos tus verdaderos fans te queremos mucho y para nosotros solo importas tú como persona y nada más. Siempre te apoyaremos.


.

1 comentario:

Zulma Rios dijo...

Yo creo que Camila ha sido una de las mejores animadoras de Bolivia, pena que no se haya sabido cuidar en su vida, Porque cada quien siempre tiene que ser consecuente con lo que dice y profesa. Al menos en yo la ví y escuché varias veces a ella decir que hagan caso a sus padres, estudien, que la madre es la mejor amiga, etc. Mientras en la vida real ella actuaba de distinta manera a lo que decía en el programa Unitoons.